firma de contratos de trabajo en san lorenzo

El fútbol es un trabajo y ellas son trabajadoras

En vísperas al día internacional del trabajo, hablamos con Melisa García, fundadora y titular de ABOFEM, para analizar cómo son consideradas las jugadoras y el conocimiento sobre sus derechos laborales.


El día internacional del trabajo resulta un día importante, en este caso, para generar conciencia sobre las jugadoras. Muchas pasaron por situaciones en donde los clubes les retienen su pase con el requerimiento de dinero, pelotas o futuras negociaciones.

Melisa Garcia, abogada y fundadora de ABOFEM, recibe a diario reclamos de futbolistas que viven situaciones en donde no les respetan los derechos laborales.

El semiprofesionalismo a partir de 2019, hizo que algunas de ellas reciban una remuneración por su trabajo. Tambien, el acceso a una obra social, aguinaldo, vacaciones y demás derechos laborales. De todas maneras no sucede con todas las futbolistas, depende el club en el que jueguen, y el acuerdo que tengan.

«La mayoría de las jugadoras no se auto perciben como trabajadoras y no tienen conocimiento de sus derechos laborales debido al poco tiempo de «profesionalismo» que lleva el deporte«, desarrolló Melisa Garcia. También apuntó al no cumplimiento de los clubes con algunas normativas.

Un año de semiprofesionalización
River Oficial

Otro de los problemas para ser consideradas como trabajadoras, es que en la mayoría tienen otra profesión. La frase: «Voy a entrenar y después salgo para el laburo», es cotidiana en las jugadoras. La realidad es que, en todo caso, los dos son trabajos. Obviamente no es culpa de las protagonistas, sino de un sistema de hace años.

«El trato que reciben respecto a la idea que viene acompañada de la pasión y el amor por con al fútbol, dificulta muchas veces a entenderlo como un trabajo», expresó Garcia. Identificarlas como chicas constantemente o romantizar la lucha de las jugadoras, también suma para que no se consideren como trabajadoras.

La falta de conocimiento sobre los derechos laborales es un problema para las protagonistas y en algunos casos, una solución para los clubes. Con respecto a otros días del trabajo, hay un avance grande, pero queda camino por transitar para que al fútbol femenino no se lo brinde mínimo indispensable.

¡Feliz dia!

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

19 − tres =