«La semiprofesionalización nos ayudó un montón»

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
la semiprofesionalización

Hablamos con Sindy Ramírez, Federica Silvera y Melina Bentancor, jugadoras uruguayas que participan en el torneo argentino de Primera División. Nos contaron cómo viven este momento lejos de su familia, qué hacen para entrenar en casa y qué piensan de la semiprofesionalización.

Sindy Ramírez y Federica Silvera, de San Lorenzo, y Melina Bentancor de Platense se encontraron virtualmente para charlar con FutFemProf en medio del aislamiento social obligatorio. «Me quise volver a Uruguay como repatriada y me dijeron que no podía porque era residente argentina. Eso me contestó el consulado», arrancó contando Federica. «Yo aproveché la cuarentena para ver fútbol, ya que durante el año no puedo porque trabajo y entreno. Muchos partidos viejos de Uruguay y también del torneo femenino», dijo Bentancor.

Respecto a la realidad del fútbol femenino en Argentina, las tres coincidieron en que todavía falta pero que la semiprofesionalización fue un paso importante. «Nosotras estamos acostumbradas a jugar al fútbol por hobby, porque lo amamos, pero ahora todo es distinto. La semiprofesionalización nos ayudó un montón, a mi me ayudó un montón», dijo Sindy. Y Melina aprovechó para hablar de la realidad en su país: «Gracias a lo que pasó en Argentina se hicieron muchas charlas y reuniones en Uruguay. Eso ayudó mucho para que se debata la profesionalización allá».

Sin embargo, como dijeron desde el inicio, todavía hay cosas que mejorar, ya que muchas continúan sin poder vivir del fútbol y eso desgasta. «Las chicas que no trabajan a veces no entienden que cuando entreno no me da la cabeza. No te salen los ejercicios, estás cansada», contó Bentancor. «Falta mejorar mucho la gestión en los clubes, sobre todo en el tema de la igualdad, que no es solo en el fútbol, sino en todos los ámbitos de la vida», remató Federica.

En la segunda parte de la charla nos explicaron cómo se hace un verdadero buen mate uruguayo y también hubo un momento para las anécdotas, como la de la «fantasmita» de la pensión a la que Sindy y Federica apodaron Antonia o la poca adhesión a la cocina de Melina. La emoción quedó para el final, en la que cada una recordó el momento que más las marcó como futbolistas.

FutFemProf

FutFemProf

También te puede interesar