Entrevistamos a Lucía Martelli, futbolista de River, quien analizó su primera etapa en el equipo de Núñez, los cambios en su juego, su paso por Brasil y sus próximos objetivos.

Lucía Martelli se mostró conforme con el apoyo del club en este contexto en donde no puede concurrir a Núñez para las prácticas habituales.

La goleadora comenzó su carrera en la Universidad de Buenos Aires (UBA), club que le dio la convocatoria a la Selección Argentina.

En aquel momento, el equipo requería de su aporte en la parte ofensiva, y también en la defensiva, en determinados partidos.

Hoy en River, si bien no se desligó del esfuerzo a la hora de pivotear y presionar, sus movimientos son más cercanos al área e incluso merodea por las bandas.

“Fue un desafío adaptarme a lo que me pedía el entrenador. Creo que pude aprender y hacer los movimientos que necesitaban. Me siento muy cómoda y creo que encontré mi lugar en el equipo”, analizó.

Jugadoras piden prudencia e información oficial a la AFA

Cuando Martelli se empezó a enamorar del fútbol, le resultaba difícil o prácticamente imposible identificarse con una jugadora, por la poca difusión tenían las mujeres en este deporte.

Me encantaría ser referente de alguna chica. Yo no pude tener una en mi infancia, no sabía ni siquiera que existía el fútbol femenino. Ojalá pueda ser el ejemplo de alguna que esté comenzando y en ese sentido, siento que tengo un mensaje para dar”, confesó.

Lucía fue una de las incorporaciones de River para pelear el primer torneo semiprofesional. Fanny Rodríguez, quien anteriormente jugaba en la entidad de Núñez, pasó a la Ribera para defender los colores de Boca Juniors, y la campeona continental llegó para acompañar a Mercedes Pereyra y Lourdes Lezcano en la delantera.

No le gusta hablar de sueños porque cree que la palabra se relaciona con algo utópico, pero sí piensa en desafíos tanto grupales como individuales.

No quiero irme de Argentina sin conseguir un torneo con River. Me encantaría representar a este equipo en la Copa Libertadores. También tengo el objetivo de jugar en Europa, siempre dije que antes que me retire iba a hacerlo”, expresó.

Antes de llegar al Millonario, en 2018 Martelli pudo conseguir esa meta junto al Atlético Huila de Colombia.

Iona Rothfeld: «El rol que tiene CONMEBOL con el fútbol femenino es patético»

Al margen de su experiencia en el país cafetero, también tuvo un paso por el fútbol brasilero. “Fui a Florianópolis por seis meses a estudiar por un intercambio de Universidades y me llevé los botines”.

Si bien todavía le queda mucho por disfrutar dentro del campo de juego, piensa en cómo podría aportarle al deporte cuando no esté a la altura de la competencia.

Según la goleadora, es fundamental que una jugadora participe en otros ámbitos del fútbol al dejar la actividad deportiva. “Me gustaría ser dirigente cuando me retire”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *