Torneo Transición 2020, avances y retrocesos

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Gol de Boca contra River en la final
Después de un parate de 257 días, el fútbol argentino volvió con un torneo de transición que consagró a Boca Juniors y dejó varios interrogantes para analizar: cómo se pensó, qué avances hubo y qué queda por mejorar.

El 28 de abril de 2020, la Asociación del Fútbol Argentino finalizó todas las competencias con el objetivo de retomar la actividad en enero de este año. Sin embargo, organizó un torneo de transición que empezó el 28 de noviembre, terminó el 19 de enero y contó con 33 partidos divididos en dos etapas.

Hace casi un año nos preguntamos si la profesionalización fue realmente un proyecto consciente y a largo plazo o solo un parche momentáneo. Con el nuevo torneo nos surgieron las mismas dudas e intentamos responderlas en esta nota.

Estadios

Casi nada cambió para los 17 clubes en cuanto a la posibilidad de utilizar la misma cancha en la que juegan los equipos masculinos. La única excepción fue San Lorenzo, que habilitó el Nuevo Gasómetro en dos oportunidades.

Los que alguna vez abrieron sus estadios, no lo hicieron en este torneo corto. Incluso UAI Urquiza, que suele ser local en Villa Lynch, jugó sus partidos de la primera fase en el predio Rancho Taxco de Ezeiza.

Mientras tanto, Estudiantes, River y Huracán siguen siendo los únicos equipos que nunca jugaron en su cancha principal.

Contratos

El Torneo Transición fue el último con la exigencia mínima de ocho. A partir de la próxima temporada, todos los clubes de Primera División deberán registrar, como mínimo, 12 contratos profesionales.

Sin embargo, hay instituciones que apuestan al fútbol femenino, deciden elevar ese piso y obtienen buenos resultados. Tal es el caso de Gimnasia y Esgrima La Plata, que en el transcurso de diciembre pasó de 11 a 23 contratos profesionales, se convirtió en uno de los cuatro equipos con más firmas, alcanzó los 4tos de final y fue eliminado en un gran partido ante una potencia como UAI Urquiza.

Entrenamientos

La vuelta a los entrenamientos, para sorpresa de nadie, sufrió varios desmanejos. Claudio Tapia anunció que volverían el fútbol masculino y femenino juntos, lo que parecía un gran paso. Pocas horas bastaron para evidenciar la falta de organización.

Dos meses más tarde, cuando se determinó la fecha de reinicio del torneo, los clubes fueron retomando en tandas. Defensores de Belgrano participó del torneo sin haber tenido prácticas formales; cada jugadora debió entrenar por su cuenta en su casa o en parques públicos.

Perspectiva de género

Después de meses de lucha, AFA autorizó a Mara Gómez a jugar en Villa San Carlos, quien se convirtió en la primera mujer trans en disputar partidos oficiales de Primera División. Así, la Asociación del Fútbol Argentino cumple con la Ley de Identidad de Género sancionada en el país en 2012.

Televisación

La primera fecha del torneo llegó con una novedad: los martes por la noche se jugaría una doble jornada en estadio neutral, en ese caso en Ferro, y los dos partidos serían televisados. Pero el entusiasmo duró muy poco. El encuentro entre San Lorenzo y Estudiantes, que cerraba la fecha, debió ser suspendido por fallas en la iluminación y el “supermartes” quedó en el olvido.

TNT Sports, único propietario de los derechos televisivos, sigue limitando la cantidad de personas que pueden acceder al contenido al incluir la gran mayoría de sus transmisiones en el pack pago. Si bien el canal transmitió 19 de los 33 partidos, sólo unos pocos fueron gratuitos a través de Facebook y YouTube.

Prensa

Si una actividad en pleno desarrollo necesita la mayor cobertura periodística posible, en medio de una pandemia y sin público en los estadios, esa necesidad se vuelve mucho más relevante. Sin embargo, la desidia organizativa dificultó la tarea. Acreditaciones rechazadas arbitrariamente, zonas mal delimitadas y falta de elementos de higiene como alcohol en gel o jabón, fueron sólo algunas de las circunstancias que nos llevaron a exigir que #AdaptenElProtocolo.

Finalmente, la final en Vélez, organizada por el Departamento de Prensa de AFA, evidenció que con trabajo y voluntad política se pueden hacer las cosas de otra manera: un gran estadio, dos planteles con mayoría de jugadoras contratadas, televisación y prensa especializada con condiciones mínimas esperables para trabajar. Falta mucho, pero definitivamente ese es el camino.

Nadir Jaidar

Nadir Jaidar

Periodista especializado en deportes. Órgano fiscalizador de FutFemProf. 5 tapón, un poco y un poco.

También te puede interesar